Redefinir el estrés

Redefinir el estrés

Emily Fletcher sentada meditando

Redefinir el estrés con Emily Fletcher 

En este artículo nos basamos en el video publicado por la profesora de meditación estadounidense Emily Fletcher, en su página web zivameditation.com. Os incluimos el video original en este artículo. Advertiros que es en inglés, pero tranquilos todo lo más interesante está desglosado en esta publicación. Emily es la profesora de meditación más conocida en Estados Unidos y una referencia a nivel mundial por la calidad de sus técnicas y contenidos formativos, así como por su talento a la hora de comunicar y enseñar. No en vano, antes de profesora de meditación, Emily fue actriz de musicales en BroadwayEmily nos explica lo importante que fue para ella redefinir el estrés, cambiando su relación con el mismo, no culpándose por estar estresada y aprendiendo a dialogar con su cuerpo.

Cambiar la relación con el estrés

Emily nos comenta que el hecho de ser capaz de redefinir el estrés fue una de las cosas que más le ayudaron a ella, cuando comenzó a meditar. Emily tomó la decisión de darle una oportunidad a la meditación, cuando aún trabajaba como actriz en musicales, lo cual le generaba enormes cantidades de estrés. A los 26 años su pelo se estaba volviendo gris, sufría un grave trastorno de insomnio y se sentía totalmente sobrepasada por la situación.

En sus propias palabras, la meditación le cambio la vida. Le permitió volver a dormir plácidamente, su pelo dejó de blanquearse, volvió a disfrutar de su trabajo, y de su vida, y no se ha puesto enferma en más de 8 años y medio. Dicho esto, sentarse a meditar todos los días no lo es todo. Cualquier viaje completo hacia la autoconsciencia, se apoya también en actitudes, técnicas o nuevas creencias, que se aplican a la vida diaria, más allá de la práctica meditativa propiamente dicha. En el caso de Emily, aprender a relacionarse de manera distinta con el estrés fue un elemento fundamental y puede serlo también para ti.

No cargues con todo el peso del estrés
Coaching para gestión del estrés - Sesión gratuita

Reacciones de estrés desfasadas

Emily nos explica que cuando vivía bajo las normas del estrés, sentía que estaba fracasando. Se culpaba a si misma por estar estresada, por no poder dormir, por no poder rendir a su mejor nivel en su trabajo. Sentía como si su cuerpo la estuviese traicionando. Sólo una vez que entendió que su cuerpo trataba de protegerla, cambió su relación con el estrés. Emily explica que el motivo por el cual el cuerpo reacciona al estrés de la manera que lo hace, es porque intenta protegernos de depredadores.

Nuestro cuerpo entra en el modo de “lucha o huida”. Se incrementan los niveles de cortisol y adrenalina, la vejiga y el intestino evacuan, se inyecta ácido al tubo digestivo para paralizar la digestión, el ácido se filtra a la piel dándonos un sabor desagradable para los depredadores, el sistema inmune se paraliza, etc. Todas estas reacciones son muy positivas, si nuestra amenaza real es el ataque de un depredador. Pero dado que nuestras amenazas habituales son cosas como la pandemia, la economía, el trabajo o la incertidumbre sobre cómo va a ser nuestra vida, la reacción de “lucha o huida” se ha vuelto no adaptativa. No nos permite rendir y desarrollarnos al máximo, en ningún ámbito de nuestra vida.

Si sientes ese tipo de reacción, no te pasa nada malo, es que tu cuerpo no se ha actualizado aún a las demandas de la vida moderna. Esto es algo en lo que estamos muy de acuerdo en Sentirme Mejor, hemos cambiado nuestro mundo muy rápido. Y dado que la evolución natural es mucho más lenta, gran parte de nuestras respuestas emocionales han quedado desfasadas. Siendo la causa de muchos de nuestros problemas, como el estrés, la ansiedad, la depresión, o los trastornos alimenticios entre otros.

Afirmaciones para redefinir estrés

Emily nos indica que dado que nuestro cuerpo, tratando de ayudarnos, nos está ofreciendo una respuesta emocional desfasada, el primer paso es reconocer que nuestro cuerpo trata de protegernos y agradecérselo. Emily propone mantener un diálogo con el propio cuerpo, a través de afirmaciones que permitan redefinir el estrés. Algo similar a este: “Gracias, gracias cuerpo. Gracias por quererme, gracias por protegerme. ¿Sabes qué sistema nervioso? Estoy seguro, mi vida no está en peligro. Estoy en casa, tengo un sitio para dormir, tengo comida para comer y tentó gente que me quiere”

Los conceptos principales a repetirnos serían: “Estoy seguro, soy amado, estoy perfecto exactamente como estoy”. Estos son los 3 mensajes que la propia Emily le repite a su hijo todas las noches, antes de dormir. Emily propone, que empecemos a repetir estos mensajes a nuestra mente y nuestro cuerpo. En nuestra opinión, tiene mucho sentido, dado que nuestra mente y nuestro cuerpo quieren ayudarnos, pero en cambio nos están lastrando ¿Por qué no intentar empezar a comunicarnos mejor con ellos?

Emily propone hacer este ejercicio, que podéis probar ahora mismo, e intentar aplicar cuando os empecéis a sentir estresados. Estas serían las instrucciones:

1. Cierra los ojos
2. Haz un par de respiraciones profundas, tomando aire por la nariz y soltándolo por la boca
3. Pon la mano en tu pecho
4. Dibuja una sonrisa
5. Dite a ti mismo: Estoy seguro,
6. Soy amado,
7. Estoy perfecto exactamente como estoy,
8. Me querré a mí mismo incluso más mañana
9. Vuelve a repetirlo una o varias veces más

Conclusiones de Sentirme Mejor

Del citado video sacamos dos conclusiones interesantes:

1.Podemos reeducar a nuestro cuerpo y nuestra mente

Partiendo de la base de que nuestro cuerpo y nuestra mente tratan de protegernos, y que nuestras respuestas emocionales son involuntarias. Es mejor adoptar una postura compasiva hacia nosotros mismos, que vivir en guerra con nuestras propias emociones y nuestro estrés. Esto no significa asumir que “esto es lo que hay” o “así es como soy”. Se trata de desde la aceptación y el cariño establecer una mejor comunicación con nuestro cuerpo y nuestra mente. Si por error nos están ofreciendo unas respuestas de estrés, que en vez de ayudarnos nos bloquean, podemos paso a paso educarlos. Contarles como estamos, que es lo que realmente necesitamos, etc. Ten en cuenta que tu estado de ánimo depende principalmente, de que es lo que te dices en tu cabeza.

2.La interpretación que le damos a las emociones y el estrés

Como hemos dicho antes, ejecutar una reacción emocional de estrés como el miedo o la ira, son actos totalmente involuntarios. Pero, que es lo que hacemos con esa emoción inicial, si es nuestra responsabilidad. El tipo de narrativa mental que ejecutemos tras generarse esta emoción y los juicios que hagamos sobre la propia emoción definirán si esta emoción crece hasta volverse bloqueante, se disipa poco a poco, o incluso se transforma en una emoción potenciadora. Por ello tener preparado un “speech”, ya sea el que propone Emily, u otro a ejecutar cuando sentimos una reacción de estrés, es de tremenda utilidad. Cuanto antes seamos conscientes del estrés y tomemos el control de la narrativa mental, más fácil será controlarlo.

Minf Full of Life

Aprende a meditar con el programa más completo
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

3 comentarios

  1. Muchas gracias por compartir este ejercicio para aplicarlo en situaciones cotidianas que nos pueden sobrepasar para acallar nuestra mente y relajarla, siempre desde el pensamiento posisito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *