Tus pensamientos son mentira

Tus pensamientos son mentira

Hechos o mentiras

Tus pensamientos no son verdad

Una cita del Doctor Joe Dispenza, que siempre recordaré es: “El día más feliz de mi vida, fue el que me di cuenta de que mis pensamientos no son verdad”. No lo son los del Dr. Dispenza, tampoco los tuyos, ni los mios… Alguno acertará claro, aunque sea por estadística, pero la mayoría no. Especialmente, si estás atravesando por una depresión o cualquier estado de ánimo negativo, tus pensamientos serán, en la mayoría de los casos mentira. No sólo porque no coincidan con la realidad objetiva, si no porque no coinciden con lo que tu realmente crees. Son solamente un acto involuntario de tu mente, aleatorio y condicionado por la emoción.

Los pensamientos están muy sobrevalorados

Los pensamientos están muy sobrevalorados… Tendemos asociarlos con quién somos, con nuestra capacidad de ser conscientes, con nuestra identidad. Pero no son para tanto… De hecho, si los observas la mayor parte de ellos son inútiles, cuando no absurdos o tóxicos. Tú eres mucho más que tus pensamientos, ellos son solamente un elemento más de tu existencia. La mayoría de tareas se pueden realizar sin pensar, de hecho el dialogo mental genera interferencias, entorpeciendo casi todo lo que hacemos. Una cosa es razonar o reflexionar sobre un tema a demanda, otra la actividad espontanea que simplemente ocurre todo el tiempo. Recrea una situación en la que estés haciendo aquello que mejor se te da, aquello de lo que más disfrutas. ¿Piensas mientras lo haces, o simplemente lo haces?

Lo que piensas no es verdad
¿Necesitas ayuda con esos pensamientos? Sesión de coaching gratis

Los pensamientos son sólo una propuesta neuronal

Tendemos a tomarnos demasiado enserio, cada pensamiento que escupe nuestra mente. Nos identificamos con ellos, incluso nos avergonzamos de pensar lo que pensamos. Muchas veces los ocultamos porque creemos que eso es en lo que verdad somos, y los demás no deben saberlo. Pero, como dice el neuro científico David del Rosario, un pensamiento no es más que una propuesta neuronal que hace nuestra mente. Esta puede ser útil o inútil, acertada o equivocada, depende de nosotros si utilizamos tal propuesta, o la desechamos sin más. La mente produce pensamientos de manera aleatoria, cuando no está centrada en nada. Somos nosotros al darle nuestra atención a un pensamiento, los que le estamos diciendo a la mente que ese pensamiento es importante, que continúe en esa dirección.

¿Es eso verdad?

¿Es eso verdad? Esta es la primera pregunta de la famosa dinámica “The Work”, creada por Byron Katie, una de las profesoras espirituales más aclamadas en la actualidad. El trabajo de Katie, gira alrededor de la idea de cuestionar nuestros pensamientos estresantes. De dejar de creer en ellos, para que no nos afecten. Ante el pensamiento estresante nos preguntaríamos ¿Es eso verdad? Sea cual sea la respuesta, vamos a la segunda pregunta: ¿Estás 100% seguro de que eso es verdad? Sea cual sea la respuesta, vamos a la tercera pregunta: ¿Cómo te hace sentir pensar que eso es verdad? Y vamos a la cuarta pregunta ¿Quién eres sin ese pensamiento? Después intentaremos darle la vuelta a la afirmación estresante, y tratar de encontrar ejemplos que demuestren que lo contrario es al menos igual de verdad, o igual de mentira, que aquello que nos atormenta. Puedes encontrar las instrucciones completas en la página web de “The Work”.

Pensamientos Depresivos
¿Te ayudamos a desenmarañar esos pensamientos? - Sesión de coaching gratis

Las voces de tu cabeza no saben qué va a pasar

Nuestros pensamientos se suelen expresar como un diálogo interno. Si te fijas en el mismo, veras que distintos aspectos de tu personalidad, hablan de manera claramente diferenciada. En ocasiones incluso se responden y contradicen. Tendemos a pensar que los vaticinios de esas “voces” tienen capacidad adivinatoria, sobre todo cuando son negativos. Como si las voces supiesen algo que nosotros no sabemos. Pero… ¿sabes qué? como dice Eckhart Tolle, las voces de tu cabeza no saben que va a pasar. Solo expresan una posición, dominadas por una emoción y en ocasiones la defienden con vehemencia, pero no saben que va a ocurrir, no hay que darles tanta importancia. El primer paso, es no darles crédito conscientemente. Poco a poco, el cerebro emocional tambie empezará a no creerlas tanto, y reaccionar menos a sus augurios y juicios.

Toma el control con Mindfulness

Conoce el curso de Mindfulness original, creado por Jon Kabat-Zinn en la Universidad de Massachusetts en 1.979. Reduce tu estrés, y toma el contros de emociones y pensamientos.

Si estas deprimido no creas tus pensamientos

Dejar de creerse los propios pensamientos, poner distancia con ellos, aprovecharlos cuando son útiles y dejarlos ir cuando no, es tremendamente liberador para cualquier persona. Pero para alguien con depresión, es aún mucho más importante. Si tienes depresión, tu diálogo interno será super negativo. Tu visión del pasado estará centrada en todo lo malo y la del futuro será también catastrófica. Tus “voces” diran cosas terribles sobre ti, tu vida, tu futuro, etc. Especialmente si tienes depresión, todos esos pensamientos son mentira, no los creas. Los pensamientos se tiñen del color de cualquier emoción que tengamos en el cuerpo. Y el tinte de la depresión, es tal vez el más opaco de todos. Es la depresión la que habla, no la escuches y no te identifiques con ella. Y si esos pensamientos negativos te persiguen, ya sabes que hacer… ¿Es eso verdad?

Meditación de los pensamientos

Aquí te compartimos una meditación de observación de los pensamientos. El entrenarse en observarlos, ayudará a restarles poder, y a abrir un espacio para tomar decisiones más allá de los mismos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *